dasdasd

Mantillas y Velos de Novia


Hijas de Encarna Lopez

asdsad
Inicio Galería ¿Quienes somos? Protocolo de la Mantilla Contactar

Protocolo de la Mantilla:

La mantilla es una prenda de tradición española, evolución del antiguo velo que lucían las mujeres para acudir a celebraciones religiosas.

Su origen aunque difuso se fecha en la cultura ibera, cuya función era protegerse del frío. Su evolución se vio influenciada por diferentes factores de tipo social, religioso, e incluso climático, pero no fue hasta principios del siglo XVI cuando se generalizó el uso hasta convertirse en pieza ornamental fundamental en el vestuario femenino elaborándose con encajes y ya en el XIX se alzo como seña de identidad de la mujer española, gracias sobre al empeño de la Reina Isabel II.

Actualmente la mantilla española es una pieza indispensable en bodas y tardes de toros, y según la tradición, la mantilla blanca o marfil es para las solteras, y la negra para las casadas.

La mantilla debe adaptarse a la estatura de su dueña, sin sobrepasar el largo de la falda. Por la parte delantera, deberá llegar a la altura de las manos, y por detrás, un poco más abajo de la cadera. Un truco para ir siempre perfecta es, mover la cabeza al lado izquierdo, y sujetar la mantilla del hombro derecho y lo mismo con el lado derecho.

Según reza el protocolo, para lucir mantilla, es indispensable acompañarla de una buena peineta, pero si se va acompañada hay que tener presente su altura así como la nuestra.

En las bodas la madrina si la ceremonia es de día, debe llevarla acompañada de traje corto y si es de la tarde-noche, con traje largo y en cuanto a las invitadas pueden optar por los llamados picos, de menor tamaño pero igual calidad.
Por último, las protagonistas de las bodas, las novias lo tienen muy fácil con el color, blanco o marfil, pero además de la opción tradicional de la mantilla pueden decantarse por los velos de novia, con más longitud y distinción.

 

MANTI